Después de esta inspección superficial es el momento para abrir la colmena. El uso del humo es fundamental, y debe realizarse correctamente aplicándolo en forma general a la colmena, luego unas bocanadas al frente de la misma, y por último, dos o tres bocanadas hacia el interior de la colmena a través de la piquera, esperando unos momentos (20-30 segundos) antes de abrirla. El apicultor nunca debe colocarse frente a la piquera, interrumpiendo las líneas de vuelo de las abejas. El lugar correcto es al costado o detrás de la piquera.

Se aflojara inicialmente el techo y la entrada, introduciendo humo por la rendija formada, dejándola reposar nuevamente sobre el alza durante unos segundos,  para después destapar. Vea el interior.

Si el cajón esta vacío, remueva la caja usando el humo entre las dos cajas. Normalmente el techo se coloca detrás invertido lo que permite ubicar en su parte superior un alza. Cubra el alza con tela mojada o la entretapa.

En la cámara de cría, se empieza retirando el primer cuadro, que se puede colocar al costado de la colmena. Luego paulatinamente se van revisando y colocando los cuadros en el lugar elegido y al llegar al final se volverá a reintro-ducir el primero en su posición original.

No debe dejar panales con miel en el exterior de las colmenas en épocas de poco    aporte de néctar porque va a inducir al pillaje. Durante la inspección se utiliza el ahumador, aplicando el humo al ras, sobre los cabezales de los cuadros, evitando la salida de abejas.

Después de la revisión de la cámara de cría se continua con la alza. Cuando están llenos, los panales centrales reemplace por el de los costados, para que la ocupen totalmente y con mayor rapidez. Para agregar una cámara nielaría, hacerlo subiendo las llenas, e intercalando cuadros vacíos y con miel.

Los motivos de la revisión pueden ser muchos y de ellos dependerá el tiempo empleado en cada colmena. Algunos de ellos pueden ser:

  • Aprender algo (especialmente para el novicio)
  • Evaluar la sanidad de la cría y realizar curas
  • Evaluar la disponibilidad de alimentos – alimentar si es necesario
  • Realizar cambios de materiales – aumentar el espacio
  • Controlar postura de la reina
  • Cosechar miel