Hay una epidemia causando una crisis para millones de productores de café de América Central: la roya del café.


La roya es un hongo que ataca las plantas de café. Este año en América Central, la epidemia de la roya desimó miles de hectares de café, afectando los medios de vida de más de 2 millones de personas y causando la pérdida de más de 500.000 empleos en las zonas rurales. Guatemala y otros países han declarado estados de emergencia nacional. La pérdida total de café en la región se estima de 20 a 30% este año, y hasta un 50% en 2014. Esta crisis está amenazando la frágil red de seguridad de millones de personas que dependen del café para su subsistencia.

¿Cómo sucedió esto? El cambio climático es una de las razones principales. Los cambios en la temperatura y las precipitaciones contribuyeron a este brote inusual. Se cree que el aumento de las temperaturas en altitudes más altas y la acumulación de humedad permite que la roya prospere.

Debido a la creciente demanda de café en los paises desarrollados, los caficultores no han diversificado su producción y sus ingresos suficientemente para hacerle frente a la aparición de la roya. Una encuesta de Catholic Relief Services sobre los impactos de la roya del café en los pequeños agricultores en Centroamérica reporta que, aparte del cultivo de café, sólo el 23 por ciento de los agricultores tienen acceso a las actividades de generación de ingresos, y la mayoría – del 90 al 95 por ciento – dependen únicamente del café para sus ingresos.

¿Qué estamos haciendo al respecto?

Food 4 Farmers ayuda a las cooperativas de café y otras organizaciones cafetaleras a combatir el hambre apoyando la diversificación productive de los pequeños agricultores. Trabajamos con ellos para construir planes a largo plazo y poner en práctica estrategias eficaces para que los agricultores puedan producir alimentos con el propósitode aumentar los ingresos y mejorar el consumo familiar de alimentos. La fase inicial del trabajo – el diagnóstico comunitario – se complete en unas semanas, y las estrategias para implementar soluciones, como la producción de cacao, huertos escolares, la apicultura, huertos familiares y comunitarias, y alimentos procesados, puede iniciarse dentro de unos meses.

Por favor visite el resto de nuestro sitio web para ver cómo trabajamos con comunidades cafetaleras para aliviar la inseguridad alimentaria.

Este año es una alerta para los productores de café de América Latina – pero las consecuencias de la roya se sienten por años por venir. Por favor ayude a los productores de café y sus familias a construir resiliencia a la crisis de la roya AHORA.

El Hambre es un Problema para las Familias Cafetaleras

A nivel mundial, una de cada seis personas sufre de hambre y pobreza. Lo cual es más evidente en las zonas rurales de países en vías de desarrollo, donde se cultiva café. Ésto es una dificultad que enfrentan millones de productores de café y sus familias.

Productora de café limpia su producción de frijoles

 

La mayoría de los productores de café dependen exclusivamente de los ingresos de sus cosechas de café. Esta dependencia en un solo cultivo ha creado una crisis. Los agricultores son extremadamente vulnerables a las fluctuaciones de los precios del café, y no tienen donde recurrir si los precios caen o los cultivos fallan. Por esta razón millones de productores de café y sus familias no pueden poner la suficiente cantidad de alimentos en la mesa por meses a la vez – año tras año.

Food 4 Farmers trabaja con las comunidades de cafetaleros en América Latina para enfrentar el problema del hambre crónica estacional.

Incluso los productores que reciben primas de comercio justo sufren este período de inseguridad alimentaria que puede durar de uno a siete meses del año – todos los años.
(CIAT, 2007)

Después de la Cosecha: El hambre en tierras cafeteras

Después de la cosecha: lucha contra el hambre en tierras cafetaleras” ha ganado el Premio de la Biodiversidad en el Festival delle Terre, un festival de cine patrocinado por la organización italiana sin fines de lucro, Crocevia.  Los jueces le dieron el premio “para las soluciones sostenibles que propone la película, que mejora la diversificación de las culturas…”

“Después de la cosecha” se centra en los tres a ocho meses del año, cuando los pequeños productores de café en México y Nicaragua no son capaces de mantener su dieta normal. Este periodo se conoce en todos los países con diferente términos, como “los meses flacos” o los meses “de silencio”, cuando las familias comen alimentos menos costosos, o toman préstamos contra sus ingresos futuros de café para poder comprar alimentos. La película explora soluciones creativas al problema del hambre estacional como la diversificación de cultivos, el almacenamiento de granos y huertos familiares.

Narrado por la actriz Susan Sarandon, la película fue financiada con una subvención de Green Mountain Coffee Roasters.