Con el transcurso de los años, los productores e investigadores de Brasil han trabajado arduamente para recuperarse del impacto negativo. Ellos desarrollan nuevas técnicas de manejo, producción de híbridos entre abejas africanas (zánganos) y reinas Europas (de nombre F1) selección de colonias productivas, donde los apicultores eliminan las colonias indeseables, así como la captura de zonas. El resultado fue un incremento notable en su producción de miel (4 mil toneladas en 1956 hasta 36 mil toneladas en 1995.)

Leave a Reply

Your email address will not be published.